La oxidación es cualquier corrosión química de los componentes del dispositivo asegurado que afecta a su buen funcionamiento. La oxidación de un teléfono o dispositivo multimedia es una reacción que suele producirse cuando los circuitos eléctricos entran en contacto con el agua.

¿Existe el seguro de oxidación incondicional?

En la mayoría de los seguros que ofrece, Celside ha optado por tener en cuenta riesgos que suelen estar excluidos de los seguros de afinidad, como la oxidación por cualquier causa.

¿LO SABÍAS?

Para proteger tu teléfono de la oxidación, bastan unos sencillos pasos:

– Evita utilizarlo en un lugar húmedo (baño) o bajo la lluvia;

– Evita llevarlo contigo cuando hagas deporte: el sudor puede entrar en los puertos de entrada del teléfono.

– Evita los choques térmicos fuertes que crean condensación.

¿Qué hacer si el teléfono se moja de todos modos? He aquí algunos consejos para evitar lo peor:

– Retira tu dispositivo del agua lo antes posible y apágalo.

– Retira todos los periféricos: tarjeta SIM, ampliación de almacenamiento, batería, etc.

– Seca tu teléfono con un paño seco y absorbente y apunta los puertos hacia el suelo. No utilices un secador de pelo, ya que el calor es perjudicial para los distintos componentes.

– Ponlo en una caja hermética con arroz durante 8 a 12 horas.

 

930 039 900
Número de teléfono gratuito

De lunes a viernes de 9 h a 19 h y los sábados de 10 h a 18 h.